martes, 18 septiembre 2018, 13:15
Viernes, 31 Agosto 2012 04:18

¿Se bloqueó Clint Eastwood en la Convención Republicana?

Escrito por  Reuters
Valora este artículo
(3 votos)

Los republicanos pudieron celebrar el día de Mitt Romney con su esperada nominación como candidato presidencial, pero fue el mismísimo "Harry el Sucio" quien casi secuestró el espectáculo...


Los republicanos pudieron celebrar el día de Mitt Romney con su esperada nominación como candidato presidencial, pero fue el mismísimo "Harry el Sucio" quien casi secuestró el espectáculo con un discurso incoherente contra el presidente Barack Obama - dirigido a una silla vacía.

El icono de Hollywood Clint Eastwood llevó el jueves su poder de estrella y su característica voz grave al escenario del edificio de convenciones de Tampa, presentándose por sorpresa en el último minuto como orador para animar a la grada antes del discurso de aceptación de Romney.

El cameo de Eastwood, que incluyó una monólogo improvisado con un Obama imaginario en una silla vacía, pareció emocionar a gran parte de la audiencia, pero fue duramente criticado por observadores de todo el espectro político.

"Clint, mi héroe, está llegando a ser triste y patético", dijo el legendario crítico cinematográfico de Chicago Roger Ebert en un mensaje en Twitter.com. "No necesitaba hacerse esto a sí mismo".

El ex asesor de Romney Mike Murphy tuiteó: "Nota: Los actores necesitan un guión".

El oscarizado actor y direcor de 82 años, que mostró su apoyo a Romney a principios de mes, subió al podio acompañado de la banda sonora de su clásico 'western' "El bueno, el feo y el malo".

Eastwood ofreció un improvisado e impasible discurso, a veces con críticas afiladas a Obama y otras apoyando la candidatura de Romney, a quien elogió por su experiencia en el manejo de empresas.

Pero muy a menudo estuvo cerca de la incoherencia, saltando de un tópico a otro, incluyendo el estado de la economía, la guerra de Afganistán y el centro de detención de Estados Unidos en la bahía cubana de Guantánamo.

En un punto, Eastwood dijo "nunca pensé que fuese una buena idea que los abogados fuesen presidentes", sin darse cuenta aparentemente de que Romney tiene también la carrera de Derecho.

En uno de sus momentos lúcidos, Eastwood - entrecerrando los ojos, con el rostro demacrado enmarcado en sus canas despeinadas - dijo a la multitud jaleante: "Cuando alguien no hace bien el trabajo, tenemos que dejarlo ir".

De vez en cuando, se detenía para regañar a la silla, diciéndole al ausente Obama "cállate".

La frase "invisible Obama" se convirtió en viral en Internet, y las fotos de gente con sillas vacías llenaron Twitter. La cuenta del líder demócrata en la red social colgó una foto de Obama sentado en una silla con las palabras "El Presidente" y el comentario: "Este sitio está cogido".

¿UNA BOMBA DE CLINT?

Muchos sintieron que Eastwood bombardeó el escenario político.

"¿Qué diablos es ESTO?", tuiteó un alto asesor de Obama, David Axelrod.

"Una gran noche para Mitt Romney que solo se desvió por Clint Eastwood. Guau. Eso estuvo mal", dijo en la red social Joe Scarborough, un ex congresista republicano reconvertido en comentarista de la cadena MSNBC.

Algunos en la audiencia, sin embargo, quedaron encantados.

"Es un actor fabuloso", señaló Rita Wray, miembro de la delegación de Misisipi, que elogió el "ingenio seco" de Eastwood. Dijo ser seguidora de sus películas, aunque no pudo mencionar ninguna.

Le llevó algo de tiempo convencer a la multitud, pero Eastwood finalmente llevó a los delegados a decir "Alégrame el día" - la coletilla habitual del detective pistolero que interpretó en las películas de "Harry el Sucio".

Eastwood entró de mala gana en la campaña electoral de 2012 a principios de año en un anuncio de Chrysler, titulado "Halftime in America" y narrado por el actor, que se emitió durante el descanso de la Super Bowl.

Mucha gente vio en el a Eastwood promocionando, y posiblemente apoyando, al presidente demócrata porque Chrysler había recibido un rescate gubernamental.

Eastwood, que respaldó el fallido intento del republicano John McCain para llegar a la Casa Blanca en 2008, lo negó rotundamente, diciendo que en ese momento "no estaba políticamente afiliado a Obama".

El actor y director, republicano desde hace mucho tiempo, también probó suerte en política. Fue alcalde de su pequeño pueblo, Carmel, en California, en la década de 1980.

Visto 2208 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar