miércoles, 13 noviembre 2019, 16:54
Miércoles, 30 Octubre 2019 13:52

La confrontación, constante en las relaciones de EE.UU. con Cuba

Escrito por  Prensa Latina
Valora este artículo
(1 Voto)
La confrontación, constante en las relaciones de EE.UU. con Cuba FotoPL: Vladimir Molina

Los expertos analizaron cómo se fue incrementando la escalada contra la mayor de las Antillas casi siempre respondiendo a los intereses de los grupos de derecha ubicados en el territorio de Florida.


Investigadores cubanos coincidieron hoy en que los pretextos fabricados, calumnias, presiones, retórica agresiva y el chantaje político son algunos elementos que mantienen una permanente confrontación en las relaciones de Estados Unidos con la isla caribeña.

Washington desde el triunfo de la Revolución en enero de 1959 insiste en destruir el proceso social y para eso puso en marcha diversos planes en diferentes etapas, señalaron los participantes en el III Simposio Internacional La Revolución cubana, génesis y desarrollo histórico.

En la segunda jornada de la cita, que se efectúa hasta mañana en el capitalino Palacio de Convenciones, los expertos analizaron cómo se fue incrementando la escalada contra la mayor de las Antillas casi siempre respondiendo a los intereses de los grupos de derecha ubicados en el territorio de Florida.

Rafael González, investigador del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos de la Universidad de La Habana, argumentó su tesis sobre la política del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Hemos identificado factores determinantes en cuatro etapas, la primera, la visión y motivación de Trump sobre la política hacia Cuba, segundo, posicionamiento de funcionarios anticubanos en el gobierno federal, señaló.

Tercero, prosiguió González, la capacidad de influencia de la derecha cubanoamericana en la conformación de una política hacia la nación antillana, y en cuarto lugar, la política de Washington con Venezuela y su impacto al interior de Cuba.

A Trump no lo mueven convicciones hacia ningún tema, ni país, incluso ni Cuba, solo lo activa los intereses y circunstancias, y en dependencia de estos juega determinados roles, puede ser un gran villano o un excelente negociador, afirmó González.

Hay tres grandes momentos en la visión de Trump hacia Cuba, hay un Trump millonario que se extiende de 2008 al 2015, otro como candidato presidencial y ya siendo presidente electo, precisó.

Inicialmente dijo que continuaría la política del mandatario Barack Obama, pero el 16 de septiembre de 2016 anunció que revertiría la política del que fue su antecesor, recordó el académico.

De enero a agosto de 2017 hay un retroceso parcial, Trump debía honrar los compromisos con la derecha cubanamericana, al tiempo que retoma la retórica anticubana y suspende los mecanismos de diálogo bilateral, expuso González.

Luego llega el momento del deterioro progresivo, apareciendo el llamado misterio sónico, lo cual es un gran pretexto para atacar nuevamente y que llevó al desmontaje de las sedes diplomáticas, señaló el catedrático.

Trump aspira a reelegirse y quiere cautivar al electorado de Florida, de ahí que arrecia la lucha contra el socialismo que incluye a Venezuela, mencionó el investigador.

Visto 435 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar