miércoles, 13 noviembre 2019, 18:33
Miércoles, 30 Octubre 2019 09:01

Asesor de la Casa Blanca testificó contra Trump

Escrito por  David Brooks/La Jornada
Valora este artículo
(1 Voto)
El general Alexander Vindman, custodiado por policías en la Cámara Baja. El general Alexander Vindman, custodiado por policías en la Cámara Baja. Foto: Ap

Un asesor de la Casa Blanca presentó ante legisladores que investigan a Donald Trump, tal vez el testimonio más dañino hasta la fecha contra su comandante en jefe.


Un asesor de la Casa Blanca presentó ante legisladores que investigan a Donald Trump, tal vez el testimonio más dañino hasta la fecha contra su comandante en jefe, mientras que el liderazgo demócrata de la Cámara Baja presentó su propuesta formal para abrir la fase pública del proceso para la formulación de cargos en el juicio político del presidente.

El teniente coronel del Ejército, Alexander Vindman, director de asuntos europeos y experto sobre Ucrania del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) fue el primer oficial en activo de la Casa Blanca en comparecer ante integrantes de los tres comités de la Cámara Baja que encabezan el proceso de impeachment; y aún más importante, el primer testigo que escuchó en vivo la llamada de Trump con su contraparte ucraniana el 25 de julio, incidente que detonó el proceso de impeachment.

Vindman-vestido en su uniforme formal con medallas y condecoraciones incluyendo el Corazón Púrpura por ser herido en combate en Irak- declaró (según su texto preparado) que esa llamada lo alarmó a tal grado que lo reportó de inmediato al abogado principal del NSC explicando que “no me parecía apropiado que un gobierno extranjero investigara a un ciudadano estadunidense, y me preocuparon las implicaciones para el apoyo de Ucrania del gobierno estadunidense” que podrían llegar a “minar la seguridad nacional de Estados Unidos”.

Más aún, su testimonio contradice declaraciones del embajador estadunidense a la Unión Europea y donante del presidente, Gordon Sondland, quien afirmó en su audiencia ante estos comités hace unos días que Trump no había solicitado ningún favor político de los ucranianos.

La cámara está investigando si Trump condicionó la asistencia militar y otro apoyo oficial estadunidense al gobierno del presidente ucraniano Volodymyr Zelensky a cambio de anunciar una investigación de uno de sus principales rivales políticos y precandidato demócrata Joe Biden y su hijo, solicitando con ello la interferencia de un poder extranjero en la política interna de Estados Unidos para su beneficio político personal.

Ante lo que seguramente sabían sería el testimonio más peligroso hasta la fecha para ellos, Trump y sus aliados se dedicaron a cuestionar la confiabilidad y hasta el patriotismo del testigo. Algunos señalaron que Vindman nació en Ucrania, sugiriendo que podría tener lealtades cruzadas o hasta ser espía (su familia huyó de la vieja Unión Soviética cuando él tenía 3 años). La acusación fue tan extrema contra el militar condecorado y veterano de guerra que hasta algunos republicanos reprobaron los ataques.

“Soy un patriota, y es mi deber sagrado y mi honor avanzar y defender NUESTRO país, sin importar partido o política”, declaró Vindman.

Mientras llegaba el testigo al Capitolio, Trump tuiteó que Vindman era otro “nunca trumpista” (en referencia a burócratas de carrera y hasta republicanos que percibe no son leales a él), y poco más tarde por enésima ocasión calificó el proceso como una “cacería de brujas” y su vocera reiteró que “es una farsa”.

Fase pública

Los legisladores demócratas que encabezan la investigación al presidente en la cámara baja presentaron hoy una resolución estableciendo los parámetros de la fase pública de este proceso, realizado hasta ahora a puerta cerrada.

Después del intenso ataque republicano condenando el manejo a puerta cerrada del proceso hasta ahora, la resolución elaborada por los demócratas encarga al Comité de Inteligencia encabezar las próximas audiencias públicas y elaborar un informe público.

El Comité Judicial, el cual sería el encargado de evaluar ese informe y realizar sus propias audiencias donde por primera vez a un abogado de Trump le sería permitido participar. Ese comité estará encargado de formular cargos formales (llamados “artículos de impeachment”) contra el presidente. Además, bajo esta propuesta, las transcripciones de las audiencias privadas serían también hechas públicas. Esta resolución podría ser sometida a voto esta misma semana.

Los jefes de los hasta ahora comités encargados de la investigación informaron hoy que ya cuentan con evidencia que sustenta acusaciones de que Trump “abusó de su poder al usar múltiples palancas del gobierno para presionar a un país extranjero para interferir en la elección de 2020”.

Si el pleno de la cámara baja aprueba los cargos, eso detonaría un juicio político en el Senado (el cual ahora está bajo control republicano) para determinar si el presidente debe ser destituido o no.

Pero no se debe descartar el grado de talento de este mandatario. Hace un par de días, el ex jefe de gabinete John Kelly comentó que el proceso de impeachment podría haber sido evitado por Trump si el presidente hubiera estado rodeado de gente, como él, que controlaban sus peores instintos. La vocera de la Casa Blanca respondió que Kelly no solo nunca hizo tal cosa, sino que “está totalmente no equipado para manejar el genio de nuestro gran presidente”.

Visto 474 veces

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar