miércoles, 11 diciembre 2019, 22:57
Martes, 19 Noviembre 2019 05:40

DE LA VIDA COTIDIANA: Los precios, el cuento de nunca acabar

Escrito por  Alina M. Lotti / CubaSí
Valora este artículo
(6 votos)

No pueden violarse y deben estar en correspondencia con la calidad de la oferta, ha subrayado en más de una ocasión la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss.


Caminó casi todo el barrio averiguando dónde había boniato y, al fin, lo encontró en un puestecito no muy lejos de su casa. Entonces buscó en el monedero un menudo y cuando fue a pagar —a razón de 85 centavos la libra—, la dependienta le dijo sin sonrojo alguno: «la libra es a dos pesos».

«Eso no es lo que dice la pizarra», le respondió la señora, a lo que la dependienta subrayó de manera categórica: «Lo que ahí está escrito es solo para los inspectores».

El suceso, ocurrido en una barriada del municipio capitalino de Arroyo Naranjo, no es un hecho aislado, pues desgraciadamente existen personas que, como dice el dicho, «a río revuelto, ganancia de pescadores».

Y es que la situación que en los últimos tiempos ha enfrentado el país a causa del déficit de combustible, sin duda alguna, ha impactado en la vida cotidiana de los cubanos, pero la anécdota anterior no tiene relación alguna con este tipo de carencias. No obstante, hay quienes se aprovechan de lo más mínimo para «hacer de las suyas».

Está claro que la diferencia entre 85 centavos y un peso no es una gran cosa, ni significa una fortuna. Sin embargo, ¿existe razón alguna para robarle así al pueblo?, y como se dice en buen cubano: «a la cara».

precios topados 1 580x350

¡Control!, ante el alza ilícita de los precios

En los barrios y lugares periféricos ocurren hechos ante los cuales la población se siente indefensa, desprotegida. «Cuando esto sucede, casi nunca aparece un inspector, ¡de los de verdad, de moral probada!», expresó la señora, mientras llevaba a casa los boniatos.

Y así sucede con otros productos del agro, pues cada quien les pone el precio que le convenga, al margen de lo establecido, y muchas veces dejan hasta que se pudran y luego los botan en las propias esquinas.

La titular de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss, ha insistido —teniendo en cuenta el reclamo de la máxima dirección del país— en que los precios no pueden violarse y deben estar en correspondencia con la calidad de la oferta.
 
El presidente Miguel Díaz-Canel, en más de una intervención televisiva, ha alertado acerca de esta situación, sobre todo a partir del aumento salarial en el sector presupuestado, consciente de que la medida perdería su valía por esta razón.

Lo que sí queda claro es que todo lleva control y si este no se realiza, por una u otra causa, entonces la gran mayoría del pueblo queda a merced de los inescrupulosos, gente sin pudor, a quienes poco les importan las finanzas de sus coterráneos.

Los productos de aseo no quedan atrás…

Lo más reciente respecto a los precios fue lo relacionado con los productos de aseo. Algunas semanas escasearon y, en determinados lugares, se «esfumaron» de los comercios. Pero una vez más, en la palestra pública aparecieron los revendedores. ¿Hasta cuándo tendremos que soportar sus fechorías?

Por esos días, el jabón de lavar se encontraba en el llamado «mercado negro» a diez pesos, y el de olor, a ocho pesos, de cinco, que es su precio oficial. «Con los revendedores no hay quien pueda, se ponen una y mil veces en las colas», comentó una mujer que había acabado de estar dos horas esperando para adquirir estos artículos tan necesarios en el hogar.  

Y agregó: «En una tienda presencié cómo las dependientas —un tanto desesperadas por terminar lo antes posible— vendían todo lo que las personas querían. Así, delante de mí, una cliente compró 20 jabones de uno y otro tipo, mientras yo pensaba: ¿qué encontrarán los que vienen atrás?».

En ese caso, resulta imprescindible el actuar de las administraciones. Primero, no deben ausentarse cuando la unidad cuenta con artículos de este tipo, de primera necesidad, codiciados. Y en segundo lugar, tienen que permanecer atentos en todo momento, pues no es difícil identificar a los revendedores, quienes, por lo general, son los mismos.

«Cercar» el mal

El tema de los precios resulta recurrente. Un simple razonamiento nos lleva a pensar que cuando escasea o falta un producto, siempre están los que se ponen en sobreaviso y, cuando aparece, «van a la carga».

Ciertamente, es un fenómeno difícil de eliminar. No obstante, pueden ponerse en práctica algunas alternativas para cada vez más «cercar» a quienes, de alguna manera, se burlan de los demás.  

No son tiempos de indolencias y mucho menos de insensibilidades. El bolsillo ajeno debe ser respetado como el propio, y aquel que no lo asuma de esta manera, debe estar consciente de que está haciendo algo incorrecto, perjudicando a los ciudadanos y actuando al margen de la ley.

Visto 1325 veces Modificado por última vez en Jueves, 21 Noviembre 2019 06:27

Comentarios  

 
#13 manuel 20-11-2019 22:50
En los mercados como el MAE de la Palma, el EJT de Porvenir en Lawton, y el EJT de 10 de octubre y santa Catalina abundan estos revendedores sin conciencia al descaro. Con solo querer poner orden hay que hacer controles sorpresivos x inspectores de otros municipios, fiscalia,en fin autoridades competentes, que ni los conozcan y aplicar multas tan severas en primera instancia que no les queden muchas mas ganas de lucrar con el pueblo trabajador y con verguenza.Los inspectores municipales no han cumplido con lo que se espera de ellos y a la larga no dudo que hasta le cantan los operativos a este elemento que les permiten seguir viviendo de sus fechorias.
 
 
#12 Yadira 20-11-2019 11:03
Soy joven pero sufro a diario de las alteraciones de precios, vivo en el municipio de Caibarien en Villa Clara y aquí como ya estoy cansada de decir a otros niveles dígase correos, que dieron del municipio, gobierno, finanzas y precios, no hay precios topados, y como uno llega tarde del trabajo se abusan y tenemos que comprar, las máquinas de Caibarien a Santa Clara a $ 50 cuando su precio fue de $ 40, nadie ve esto, aquí nada tiene el precio, que se dijo, y cada vez es más la corrupción de la alta dirección de este municipio, porque no me pueden decir que solo lo veo yo, con tan solo 25 años y que quede claro no estoy difamando este gobierno porque estoy segura de mis ideales como revolucionaria, pero esto me duele ver que este municipio parece otro país, y que para la alta dirección le aparentan una cosa y la realidad es otra, bueno yo vivo hace 2 años aquí en este municipio y mi papá que es delegado del municipio de Corralillo no ha venido a mi casa porque dice que le da un infarto si ve esto, es que hasta en los puestos del estado hay alteraciones de precios y desvíos de recursos, las mercancías de gastronomía poco llega a sus destinos pero a los particulares no les falta y sus trabajadores las venden en sus propias casas como pasó con el problema del ron en estas semanas, disculpas si ofendo a alguien pero no me cansaré de decir la verdad de este municipio, sé que algún día me escuchará alguien y salvará a este pueblo donde no todos trabajan en el cayo Santa María, sí por mi revolución socialista.
 
 
#11 hablandoClaro 19-11-2019 16:53
urge poner coto al desorden y la impunidad. tenemos que llamarnos a la disciplina si es que queremos un país próspero y ordenado. Las fuerzas de orden interior (policía) tiene que hacerse respetar con más rigor y menos camaradería no pueden seguir conviviendo con lo ilegal a la vista de todos. Salu2s
 
 
#10 Alberto Glez 19-11-2019 16:45
No es tan difícil acabar con los revendedores, el problema es que si los que tienen que controlarlos, los inspectores, por ejemplo, son los mismos, ya los conocen a la legua, entre los mismos revendedores se avisan, lo mismo si viene la policía que con su característico uniforme se divisa a un kilómetro, si se crea un sistema de que esta función la realicen personas autorizadas de incógnito, personal que se puede seleccionar entre miembros de las fuerzas armadas y la policia, y no tiene que ser de manera fija, sino rotarlos, para asi repartir la tarea y que no los puedan reconocer y que impongan grandes multas o les apliquen la ley del vago y los manden a trabajar a la agricultura que buena falta hace, aplicandoles "el que no trabaje no come", si no se toman medidas drásticas ese es el cuento de la buena pipa, pues el pais no está en condiciones en éstos momentos de producir lo suficiente para que por la vía de la abundancia eliminar este flagelo. Gracias
 
 
#9 ENRIQUE 19-11-2019 15:24
ME GUSTARIA LEER UN ARTICULO EN EL QUE SE INFORME QUE UN DIA CUALQUIERA LOS AUDITORES E INSPECTORES DEL MFP Y DE LA CONTRALORIA INSPECCIONARON LA MAYORIA DE LOS MERCADOS DE LA HABANA Y POR SUPUESTO LOS RESULTADOS. POR SUPUESTO, LO MISMO PUEDE HACERSE EN EL RESTO DE LAS PROVINCIAS.
 
 
#8 Yosy 19-11-2019 13:34
Continúa el descontrol, pueden dictar mil resoluciones y decretos, mientras que no haya quien lo supervise seguimos y seguiremos en las mismas. Yo me reía cuando veía las imágenes de 4 caminos comparándolas con el mercado en 3ra, y C en el Vedado donde compro, de lo sublime a lo ridículo, y me pregunto ¿por qué? Allí en 3ra, casi todo, para no generalizar está podrido y al mismo precio de cuando entró, como si estuviera limpio y empacado al vacío. Es realmente una burla y una falta de respeto a los consumidores, ancianos en su mayoría, que han trabajado muy duro para tener (ahora) un presente (lo que fue un futuro) hace algunos años. No hay respeto, no hay conciencia y no hay sensibilidad por los demás, solo por el dinero. Qué pena!
 
 
#7 JCR 75 19-11-2019 13:24
En muchos agromercados estatales prefieren votar a la basura los productos (alimentos) que se ofertan que bajar el precio. Pasan las semanas y el producto mantiene su precio... Es la triste realidad...
 
 
#6 Gladys Valdivia 19-11-2019 12:44
Estos ejemplos no son más que formas de indisciplina, cómo es indisciplina lo que sucedió en el mercado de Cuatro Caminos, y como lo es la del vecino que echa los escombros en la esquina, con total impunidad. Creo que todos estos hechos exigen medidas drásticas y por qué no coersitivas, necesitamos más inspectores que no puedan ser vulnerados y policias que se hagan respetar.
 
 
#5 manuel. 19-11-2019 11:39
escribir es perder el tiempo. una cosa es lo que dicen los Ministros y otra es la practica en el terreno. es mas de lo mismo. igual pasa con el déficit de combustible en los Cupet. cuando viene la Pipa. los motoristas se avisan unos a otros. y lo que se forma. no respetan las colas. igual que el personal del Cupet a las 12.00 de la noche cierran abiendo combustible y los quedan en la cola. que esperen si quieren a las 8,00 de la mañana que abra el otro turno. y eso que los Cupet tienen un letrero que dice. TU AMIGO LAS 24 HORAS. ESTO LO SABE LA DIRECCIÓN DEL CIMEX. y que pasa NADA y seguiremos así. ya nos acostumbraron. donde quieras que vallas es un problema. nada funciona como es debido.
 
 
#4 Andrés R 19-11-2019 09:58
El frijol que venden en bolsitas de nylon, tiene un precio la libra de 40 pesos, así como lo digo, yo he pesado las bolsitas y por una libra de 20 pesos te dan 7,8 honzas, para una libra tienes que comprar dos bolsas y ésto sucede en casi todos los lugares que se vende este producto. Yo lo veo como una estafa.
 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar